top of page

nuevo hamburgo

La artista sigue la historia del arte, las experiencias contemporáneas, pero no da la espalda  al contexto sociocultural en el que vive, con sus formas de convivencia y sus valores estéticos. Siempre quiso hacer un trabajo que sirviera de vehículo para  la expresión del lugar donde vive. Su arte no está desligado de la emoción del público que ve sus cuadros. La ciudad de  Novo Hamburgo aparece todo el tiempo como tema, con sus edificios, monumentos y lugares pintorescos, como el Café Avenida, que ya no existe.  Born en Río de Janeiro, Ariadne llegó a Novo Hamburgo a los cinco años y sus recuerdos, su memoria, son todos de aquí.

Ariadne tiene una visión optimista de la realidad y lo que menos quiere es dar la espalda al lugar donde se encuentra en busca de uno de los nuevos academicismos que las instituciones imponen a los artistas, dentro de la globalización. La coherencia de tu trabajo está ligada a tu vida diaria.

Ser artista es tener el arte como una necesidad vital. Ariadne piensa que la técnica libera, da la oportunidad de hacer lo que uno quiere, como una forma de superación que el ser humano busca en todo lo que hace, especialmente en lo que se refiere al arte. El conocimiento que se añade no puede despreciar la sabiduría anterior. A pesar de los avances del arte contemporáneo, que se ha desarrollado mucho en términos conceptuales, valora mucho el conocimiento que se da en las técnicas artísticas, marcado por un conocimiento intuitivo, ligado a la experiencia sensorial y expresiva, en la construcción que se realiza. a través de elementos plásticos.  La negación de las técnicas tradicionales que se da hoy en día es algo que preocupa a Ariadna, pues, en vez de valorar a los   artistas plásticos, los banaliza, simplemente colocando en un plano donde solo unos pocos pueden entender, dependiendo de un texto adjunto.

El public  de Hamburgo se identifica con su trabajo y lo acoge. Su pintura, además, tiene muy buena aceptación en otras regiones. Así como Novo Hamburgo es un lugar volcado al mundo por la economía de exportación, sus pinturas llevan algo de la ciudad a otros lugares, ejerciendo una atracción por la universalidad del lenguaje artístico.

Su mirada a la cotidianidad junto a la poética del quehacer artístico une el cuidado con las huellas y los colores al tratamiento del paisaje arquitectónico y los productos de la acción humana. Es a  valorar el trabajo y lograrlo como forma de superación.

Bancas.jpg
metro - capa do livro Paulo Kern.jpg
09.JPG
bottom of page