top of page

Viejo Hamburgo

En 1989, Ariadne tuvo su segundo hijo y las exposiciones se tomaron un respiro. Pero invitada a trabajar en el edificio recientemente restaurado de Padaria Reiss, en el barrio de Hamburgo Velho, se dejó envolver por el peculiar paisaje urbano del lugar. Dentro de la casa, todo estaba muy nuevo y limpio, lo que requería cuidados imposibles para un trabajo de taller. Entonces, Ariadne decidió salir a la calle, dedicando su mirada al barrio que ha sido destaque en la preservación del patrimonio histórico brasileño.

 

Este conjunto de obras de Ariadne generó su exposición individual en la Galería Modernidade, en 1991. En los lienzos, la parte antigua fue realizada en pastel, mientras que las construcciones recientes fueron representadas con una mezcla de cola, arena y pintura, como si fuera "concreto". .

En 1991, realizó su primera serie de obras en el Centro Histórico del barrio Hamburgo Velho, en la ciudad de Novo Hamburgo. Los bares de la ciudad motivaron ensayos sobre la cotidianidad urbana en 1992. En 1999 propuso revisar el lugar, produciendo una imagen con una vista de 180 grados del conjunto de edificios que sigue siendo motivo de campañas de grupos conservacionistas, ya que los cambios las áreas urbanas amenazan cada vez más su preservación.

 

En esta segunda serie, sus obras dieron lugar a una exposición en la Casa Schmitt-Presser, que hoy es un museo que trata sobre la inmigración y las raíces culturales de la región. Los colores se hicieron más fuertes y comenzó a trabajar con pasteles al óleo sobre lienzo.

Hamburgo Velho (3).JPG
Hamburgo-Velho-(7).jpg
Hamburgo-Velho-(4).jpg
bottom of page